La necesidad de desarrollar la capacidad de resiliencia

Hoy la reflexión será sobre la resiliencia, aquella que nos permite seguir cuando todo parece que se termina. El Papa Francisco en su homilía en Bulgaria y Macedonia del norte, sostuvo: “Frente a las experiencias de fracaso, dolor e incluso de que las cosas no resulten como se esperaban, siempre aparece una sutil y peligrosa tentación que invita a desanimarse y bajar los brazos. Es la psicología del sepulcro que tiñe todo de resignación, haciendo que nos apeguemos a una tristeza dulzona que, como polilla, corroe toda esperanza. Así se gesta la mayor amenaza que puede arraigarse en el seno de una comunidad: el gris pragmatismo de la vida, en la que todo procede aparentemente con normalidad, pero en realidad la fe se va desgastando y degenerando en mezquindad (cf. Exhort. apost. Evangelii gaudium, 83).

Pero precisamente allí, en el fracaso de Pedro, llega Jesús, comienza de nuevo, con paciencia sale a su encuentro (…) El Señor no espera situaciones ni estados de ánimo ideales, los crea. No espera encontrarse con personas sin problemas, sin desilusiones, sin pecados o limitaciones. Él mismo enfrentó el pecado y la desilusión para ir al encuentro de todo viviente e invitarlo a caminar. Hermanos, el Señor no se cansa de llamar. Es la fuerza del Amor que ha vencido todo pronóstico y sabe comenzar de nuevo. En Jesús, Dios busca dar siempre una posibilidad. Lo hace así también con nosotros: nos llama cada día a revivir nuestra historia de amor con Él, a volver a fundarnos en la novedad, que es Él mismo”.

Estas palabras podemos verlas también en el pensamiento del Dr. De Vincenzi cuando dice que Educar implica comprender que los límites, las dificultades, los desafíos que se van presentando a lo largo del proceso, son oportunidades para la superación a través de la crisis, de la creatividad y la resiliencia.

El poder ser personas resilientes es lo que nos sacará de esa “resignación” que hace que nos apaguemos en la tristeza. Desarrollar la capacidad de resiliencia no es otra cosa más que desarrollar la aptitud del pensamiento crítico y la creatividad para resolver problemas.

 

Otras noticias