“Esta carrera te brinda herramientas para que puedas desarrollar tu propio negocio, de cualquier tipo de producto”

Analía Klygo, Licenciada en Comercialización en la Universidad Abierta Interamericana, comenzó un proyecto que se llama Lavanda Natural (click aquí para ver su Instagram). Realizan productos de higiene, sobre todo de gestión menstrual. Nos comunicamos con ella para que nos cuente más acerca de este proyecto y qué fue lo que la UAI le aportó para que pudiera llevarlo a cabo.

¿Cómo se llama y de qué se trata tu emprendimiento?

Lavanda Natural es una línea de productos de higiene, cuidado personal y de gestión menstrual amigable con nuestro cuerpo y el medio ambiente. Fabricamos y comercializamos a todo el país productos reutilizables, confeccionados con telas nobles, sin aditivos ni químicos. Se trata de cuidar nuestra salud a la vez que respetamos el medio ambiente. Nos pueden seguir en @lavanda.natural para ver nuestras fotos e información. Además de comercializar sobre estos productos, el ánimo de nuestro proyecto es brindarle información útil al consumidor interesado. Hay cada vez más interesados en consumir productos donde prime la salud y en ese sentido hay mucho para informar y seguir aprendiendo.

¿Por qué decidiste comenzar este proyecto?

Decidimos comenzarlo debido a una necesidad de cambio y no encontramos en el mercado un producto que nos satisfaga. Notamos que hay cada vez más oferta en cuanto a lo natural pero no así con la salud menstrual. Durante la pandemia vimos una oportunidad de concientizar ya que gran parte de la población estaba en casa y disponían del tiempo necesario para intentar incorporar nuevos hábitos saludables.

¿Con quién lo llevas a cabo?

Somos 4 amigas, nos conocemos desde la escuela primaria, cada una con un perfil diferente. Nos dedicamos a ramas muy diferentes: Historia, Alimentos, Farmacia y Marketing. Pero todas coincidimos en migrar hacia un estilo de vida más natural.

¿Qué te aportó la UAI para que puedas llevar adelante el emprendimiento?

La carrera en Comercialización me dio una visión de negocio, que me acompaña siempre. Además, cuando veo un producto terminado sé que llevó una elaboración, veo todo el tiempo dedicado allí y no solamente colocado en la góndola. Esta carrera te brinda herramientas para que puedas desarrollar tu propio negocio, de cualquier tipo de producto. Yo trabajé más de 10 años en marketing online y es la primera vez en mi vida que me ocupo de un producto tangible, yo siempre tuve en mente productos web, pero con esto descubrí que es igual de apasionante por ejemplo ir a un taller de costura y ver como se fabrica tu propio producto.

El próximo año te mudas a Málaga, ¿Cómo llegaste a esa decisión y en qué ayuda a tu emprendimiento?

Nos vamos a Málaga, España, junto a mi esposo y mi pequeña hija, porque marido tiene una oportunidad de trabajo, y a mi me entusiasmó la oportunidad de poder trabajar en otro país. Yo viví en el 2005 en Londres y siempre tuve ganas de volver a vivir en el extranjero nuevamente. Por mi parte estuve investigando nuevos talleres para confeccionar allí, a la vez que veo interesantes oportunidades de venta a toda la región.

¿Cómo es emprender en Argentina? ¿Qué beneficios y qué dificultades tiene?

Tiene puntos positivos y negativos. Como positivo, rescato la creatividad que tienen los profesionales acá, para la publicidad, para la venta, somos versátiles. Le buscamos la vuelta a todo para que salga. El desafío mayor que tuvimos que superar fue la situación económica, la falta de estructuras para el desarrollo de pequeñas empresas y los altos costos en la logística.

¿Por qué elegiste la UAI para estudiar?

Me gustó el programa de estudios, bien enfocado, con materias específicas. Además, la sede centro está muy bien conectada, tiene todos los medios de transporte para ir y venir.

¿Qué fue lo que más te costó a la hora de emprender este proyecto?

Al principio nos costó organizar los tiempos para dedicarle al proyecto, y congeniar con la familia y el trabajo que ya teníamos.

¿Cómo te ves de acá a 10 años?

Quisiera tener una vida plena en lo profesional y en lo afectivo también. Uno me ayuda a sostener lo otro. Seguir trabajando en la industria de lo sustentable, es un pequeño granito de arena que aportar, y dejarle a las próximas generaciones.

¿Qué le recomendás a los alumnos que están comenzando la Lic. en Comercialización? ¿Y a los que quieren emprender?

A los alumnos les recomiendo que aprovechen las clases y los profesores. Que se capaciten en herramientas digitales, en cualquier ámbito que apliquen su profesión, no dejen de lado la tecnología. Y a los que quieren emprender que se tomen su tiempo para planificar. Quizás un proyecto viene dándole vueltas en la cabeza hace tiempo, eso cuenta como plan también. Y que luego le vaya dando forma. Que junten ideas con gente positiva, en la que confíen y le pongan amor a lo que hacen. Si confían en su producto gran parte del camino está ganado.