“Tener una productora de cine y TV, no es fácil”

Rodrigo Tenuta estudió en la Universidad Abierta Interamericana entre 2009 y 2013, la Licenciatura en Producción y Realización Audiovisual.

Actualmente trabaja en Waia Films, una productora de contenidos audiovisuales que él, junto a otras personas, creó.

El Ministerio de Producción, con el asesoramiento de la Secretaria de Transferencia de la UAI, le entregó un aporte para poder financiar su emprendimiento.

Entrevistamos a Rodrigo para que nos cuente más sobre su proyecto y su paso por la institución

1) ¿De qué se trata el emprendimiento?

Waia Films es una productora independiente de contenidos audiovisuales con base en Ushuaia. Está conformada por Andrea Maradona, Rodrigo Tenuta, Ángel Zamora y Anatoly Jaldin. Somos profesionales formados, y si bien todos somos productores, nos dividimos según la especialidad de cada uno, la producción, la dirección y el guion.

2) ¿Cómo fue que decidiste participar por el premio que financió el emprendimiento?

Tener una productora de cine y TV, independiente y profesional, con nuestro enfoque de producción, no es fácil. Lleva años de trabajo, horas de escritura y de desarrollo. Nos presentamos a lo largo de estos años en diferentes concursos y convocatorias nacionales e internacionales, y nos ha ido muy bien. Fuimos reconocidos y ganadores con una buena cantidad de proyectos. De hecho durante este 2018 estamos llevando a cabo 7 producciones en paralelo, resultado de diferentes premios principalmente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). Tenemos la posibilidad, con mucho esfuerzo, de asistir a mercados nacionales e internacionales, donde se encuentran los actores más importantes de la producción audiovisual a nivel mundial. Allí tenemos contactos con productores que ya conocen a Waia Films como productora fueguina, nos conocen, y eso conlleva que pongan los ojos en Tierra del Fuego como locación para filmar.

Como realizador, y productor que lleva adelante este grupo de trabajo, tengo la visión de una empresa productora, y cuando me llegó la información por parte de la Universidad Abierta Interamericana, lugar donde me formé, decidí aplicar el incentivo PAC, porque significa un impulso para nosotros, desde la constitución legal hasta la compra de equipamiento que nos permite seguir creciendo. Parte de nuestros logros, se debe a tomar la iniciativa, y así fue como me puse en contacto, y averigüe como podía presentar mi proyecto de empresa. Así fue como me comencé a contactar con los coordinadores del programa, e iniciamos el trabajo.

3)      ¿Cómo fue tu paso por la UAI?

Soy oriundo de Ushuaia, Tierra del Fuego, si bien nací en Buenos Aires, desde los 3 años, vivo en el sur. En el año 2007, me instalé en Capital Federal para llevar adelante mis estudios universitarios. En la UAI cursé en el periodo de 2009 a 2013 la Licenciatura en Producción y Realización Audiovisual, con excelentes docentes, y un ámbito académico y de aprendizaje muy positivo. Pude finalizar la carrera y me recibí con un proyecto de tesis tutoreado por el docente Claudio Álvarez, director de la carrera. El trabajo consistió en un desarrollo teórico sobre las narrativas transmedia, y el desarrollo de un proyecto de serie de TV llamado Celda 90. Actualmente este proyecto se transformó en "El Claroscuro", mi largometraje opera prima de ficción que actualmente estamos desarrollando con Waia Films, y cuenta con una co-producción con Brasil, y la intención del actor Guillermo Pfening. Será rodada en 2020.

4) ¿Cómo surgió lo del proyecto?

Nos reunimos y conocimos en lo que fue el programa Polos Audiovisuales Tecnológicos en los años 2013 y 2014. Allí se nuclearon varios profesionales del medio local. Dentro del nodo desarrollamos el proyecto de serie documental Palabras Cruzadas. Con ese primer proyecto, empezamos a trabajar juntos, y nos dimos cuenta que nuestras energías reunidas podían dar lugar a algo bueno e innovador, podríamos conformar un equipo. Luego del nodo nos presentamos en los concursos INCAA donde quedamos suplentes, y luego obtuvimos el financiamiento para realizar la serie a través del CIN, para BACUA-TDA. Esa fue nuestra primera realización.

A partir de allí, continuamos trabajando bajo la denominación de Waia Films, desarrollando y produciendo contenidos y creciendo como equipo. El proyecto global de empresa, surgió como resultado de estos años de trabajo como grupo, y la materialización de nuestras herramientas y fortalezas en función de un emprendimiento económica y financieramente sustentable.

5)      ¿Cuáles son tus objetivos para dentro de un futuro cercano?

Crecer y mejorar. Creemos que no se puede lo uno sin lo otro. Llegar al rodaje de nuestra opera prima, y que el proyecto siga creciendo, que nos permita vivir de esto, seguir haciendo películas, series, y aportando nuestra mirada. Contar nuestras propias historias.

Seguimos con la idea de funcionar como empresa. Fuimos armando toda la parte institucional y legal del emprendimiento, este financiamiento nos permite constituirnos como sociedad.

7) ¿Cuándo tiempo hace que estas con la productora y como es trabajar allí?

Estamos como grupo de trabajo desde fines de 2013. Tuvimos un lapso de mucho fomento a la producción audiovisual del interior del país por parte del INCAA. Fuimos pensando qué clase de empresa queríamos ser, en pie de igualdad con cualquier otra productora en cuanto a nivel profesional, donde cada trabajo se divida en roles asumidos por gente capacitada, idónea y paga. 

Ahora, estamos con siete proyectos en curso, algunos de desarrollo de series web, y TV, un guion de largometraje, otros de rodaje en 2018 como cortometrajes y una serie de docu-ficción. También algunos proyectos por fuera del como un videoclip y realizaciones para TV local.

Nuestro proyecto de ópera prima de largometraje de ficción "El Claroscuro", un thriller de horror psicológico. Venimos desarrollándolo hace algunos años, siendo seleccionado en el Raymundo Gleyzer 2016 y en instancias internacionales como Oaxaca Filmfest 2017 de México, en la categoría de mejor guion internacional, y en BioBioLab 2018, Chile, siendo uno de los 3 proyectos argentinos seleccionados. El largo se trabaja en co-producción con Aquarela. Creemos mucho en la profesionalización del medio local, tanto de técnicos como actores. Trabajamos mucho por esto, no es solo Waia Films, va más allá.